EL DIOS QUE RESPONDE

 

Por Wiarly Muñoz G.

Se cierra el Génesis, muere Jacob y es enterrado por sus hijos, los hermanos de José tienen miedo del trato de José para con ellos, por todo lo que ellos le hicieron, pero José les dice que no teman. Luego, pasan los años y muere José a los 110 años. Se cumple un ciclo en la historia. Quedaron solo 70 almas las que estaban en Egipto en ese momento. Dice la Biblia que fueron poderosos y fuertes, Éxodo 1:7 Y los hijos de Israel fructificaron y se multiplicaron, y fueron aumentados y fortalecidos en extremo, y se llenó de ellos la tierra.

Aparece en la historia otro rey que no había conocido a José, no sabía nada de él, de las espigas, de las vacas, de los sueños. A este rey no le gustó nada toda esta gente, y los vio como amenaza.

Les amargaron la vida con dura servidumbre, empezando su gobierno, pusieron tributo y pesadas cargas sobre ellos.

  • Esclavizó a los israelitas con dura servidumbre- eran amos despiadados
  • Ordenó a las parteras que mataran a todos los niños varones
  • Mandó echar al río a todos los hijos varones

Esta fue una gran aflicción, una gran opresión, una de las aflicciones más grandes en el curso de la historia de Israel

Durante este tiempo, no hay registro de profeta, ni de palabra del Señor para ellos, Moisés recién había nacido en este periodo y está siendo salvado y preservado del río. Lo único que había en ese tiempo era la TRADICION ORAL, que los padres transmitían a sus hijos, contándoles lo que había sucedido en la antigüedad, tal vez le contaron de José, pero para ellos estos acontecimientos parecían muy lejanos. Ellos están aprendiendo a depender de un Dios con el cual no han tenido contacto, solo lo que les han contado, un Dios que conocen de lejos, tarde o temprano tendremos que aprender nuestras propias vivencias y aprender del Dios que nos hablan todos los días y experimentarlo en vivo, en persona, cada uno de nosotros tiene que experimentar su propia dependencia de Dios.

…LOS HIJOS DE ISRAEL GEMÍAN A CAUSA DE LA SERVIDUMBRE ÉXO 2:23 –PRIMER ESCALÓN -GEMIR: H584 suspirar:- gemir, lamentar.–Los israelitas gemían, suspiraban, se lamentaban, a causa de la dura servidumbre, el rigor con el cual los oprimían, la dureza con la cual eran tratados, se amargaron. Este es como UN PRIMER ESCALON- GEMIR, todos hemos estado aquí, todos hemos pasado por ahí, gemimos por nuestras aflicciones, nuestros dolores, nuestras pruebas, pero nada va a cambiar si solo gemimos. El pueblo hizo algo más.

…LOS HIJOS DE ISRAEL…CLAMARON EXO 2:23 -SEGUNDO ESCALÓN

La situación estaba tan complicada que no solo gemían y suspiraban y se lamentaban de su situación, sino que CLAMARON,

Cuando nosotros gemimos es natural, es de hombres y mujeres pero cuando CLAMAMOS estamos buscando algo de los cielos, sacamos nuestra mirada de nosotros mismos y ponemos la mirada en el Señor, en el Salvador.

Este es OTRO ESCALON, EL SEGUNDO ESCALÓN al que debemos acudir, no solo quedarnos en el primero.

CLAMOR: H2199-Zaaq- lanzar alaridos (de angustia o peligro)-bramar, dar voces, gritar, lamentar, llamar, llorar, proclamar-Zaaq es tal vez el vocablo más usado para indicar un «grito de auxilio» por una emergencia, especialmente «clamar» por ayuda divina. ¿Ha estado Ud., en algún accidente, un atropello, algo de vida o muerte, Ud. grita, clama por ayuda?

El CLAMOR puede implicar:

  • un «grito» de angustia (1Sam4:13)- y cuando llegó, he aquí que Elí estaba sentado en una silla vigilando junto al camino, porque su corazón estaba temblando por causa del arca de Dios. Llegado, pues, aquel hombre a la ciudad, y dadas las nuevas, toda la ciudad gritó. –CUANDO ELÍ SUPÓ QUE EL ARCA HABIA SIDO TOMADA TODO EL PUEBLO GRITÓ DE ANGUSTIA
  • un «grito» de horror (1Sam5:10)- Entonces enviaron el arca de Dios a Ecrón. Y cuando el arca de Dios vino a Ecrón, los ecronitas dieron voces, diciendo: Han pasado a nosotros el arca del Dios de Israel para matarnos a nosotros y a nuestro pueblo. CUANDO LOS ECRONITAS TUVIERON HORROR DEL ARCA DE DIOS GRITARON DE HORROR
  • un «grito» de tristeza (2Sam13:19)-Entonces Tamar tomó ceniza y la esparció sobre su cabeza, y rasgó la ropa de colores de que estaba vestida, y puesta su mano sobre su cabeza, se fue gritando. CUANDO TAMAR FUE VIOLENTADA POR SU HERMANO AMNÓN, GRITÓ DE TRISTEZA.

“Claman los justos, y Jehová oye, y los libra de todas sus angustias.” (Salmo 34:17)

Podemos orar y clamar, a simple vista parecieran ser lo mismo pero son radicalmente diferentes. Todos podemos elevar una oración, pero no todos hemos sido enseñados a clamar. Hay una promesa reservada para los justos que claman: Ser oídos por Dios y librados. El clamor tiene que ver con un pedido de desesperación, es un gemido interior que se derrama hacia el exterior en busca de ayuda sobrenatural. Es imposible poder clamar sin tener una carga profunda en el interior. Aquel que clama está enfrentando una situación, que a menos que el Señor intervenga y lo ayude no podrá hallar la solución.

“Este pobre clamó, y le oyó Jehová, Y lo libró de todas sus angustias.” (Salmo 34:6)  Hay muchos hermanos y hermanas en medio nuestro que necesitan aprender lo que es el clamor es y cómo debemos clamar, el clamor es más que orar, es de vida o muerte si el Señor no interviene moriremos. Pero hay más, otro ESCALON al cual debemos escalar.

Y SUBIÓ A DIOS EL CLAMOR DE ELLOS CON MOTIVO DE SU SERVIDUMBRE. EXO 2:23-TERCER ESCALÓN

Ellos clamaron con un motivo (con una razón, con un objetivo), ellos clamaron a Dios por ayuda, clamaron a Dios específicamente, hay que tener un motivo, una razón, estamos clamando “POR AYUDA”.

En medio de las aflicciones nuestro deber no es lamentarnos, nuestro deber es CLAMAR POR AYUDA, creyendo que Dios actuará. ¿Y DONDE ESTABA DIOS? ¿SABIA DIOS LO QUE ESTABA PASANDO? ¿LE INTERESABA A DIOS? Estos son los clamores que nosotros mismos hacemos cuando estamos en agonía, en sufrimiento. LA RESPUESTA ES SI, OBVIO.

¿QUÉ HIZO DIOS?

En medio de su clamor, el Dios CREADOR de TODO EL UNIVERSO, el Dios Todopoderoso, hizo 4 cosas.

Éxo 2:24-25  Y oyó Dios el gemido de ellos, y se acordó de su pacto con Abraham, Isaac y Jacob.  Y miró Dios a los hijos de Israel, y los reconoció Dios.

DIOS EN ACCION- 1. Y OYÓ DIOS- 2. Y SE ACORDÓ DIOS- 3. Y MIRÓ DIOS- 4. Y LOS RECONOCIÓ DIOS.

Y OYÓ DIOS EL GEMIDO DE ELLOS. EXO 2:24

Dios escuchó, y oyó Dios, significa que ÉL responde en base a lo que ellos clamaron, es una respuesta de parte de Dios.

Dios siempre nos escucha, Él oye nuestros gemidos. “Claman los justos, y Jehová oye, y los libra de todas sus angustias. Salmo 34:17. Vivimos en una época muy rápida y pensamos muchas veces que nadie nos escucha, y experimentamos esa frustración, como que nadie nos escucha. Dios siempre nos oye.

Oramos, gemimos y clamamos a un Dios que escucha, Dios nunca está tan ocupado que no pueda poner atención a nuestro caso. NUESTRO DIOS ES UN DIOS QUE OYE, NUESTRO DIOS ES UN DIOS QUE ESCUCHA.

…Y SE ACORDÓ DE SU PACTO CON ABRAM, ISAAC Y JACOB. EXO 2:24

Él se acuerda, responde en base a lo que Él ha prometido, ¿Dios se acuerda de qué? ¿Acaso tiene mala memoria? Dios se acuerda de sus promesas. Dios ya había prometido a Abraham, lo que iba a suceder, Él lo tenía contemplado.

La situación en Egipto, no era un evento inesperado para Dios. Dios lo había planeado siglos antes, Dios no fue tomado desprevenido. Ya Dios había planificado su liberación. Dios no se olvida de su pueblo.

Gén 15:13 -14 Entonces Jehová dijo a Abram: Ten por cierto que tu descendencia morará en tierra ajena, y será esclava allí, y será oprimida cuatrocientos años. Mas también a la nación a la cual servirán, juzgaré yo; y después de esto saldrán con gran riqueza.

¿Qué promesas ha hecho Dios con nosotros? Todo habrá de cumplirse. Dios no tiene mala memoria, ÉL responderá

A veces decimos el Señor me ha abandonado, el Señor se ha olvidado de mi… Sion dijo lo mismo…

Isaías 49:14-16  Pero Sion dijo: Me dejó Jehová, y el Señor se olvidó de mí.  ¿Se olvidará la mujer de lo que dio a luz, para dejar de compadecerse del hijo de su vientre? Aunque olvide ella, yo nunca me olvidaré de ti.  He aquí que en las palmas de las manos te tengo esculpida; delante de mí están siempre tus muros.

Cuando queremos recordar algo pegamos un papelito en la muralla o en el espejo, o lo escribimos en nuestra palma de la mano, así Dios nos tiene anotados en su mano, en su palma, nosotros estamos en las palmas de sus manos, Él no se olvidó de nosotros, Él no nos ha abandonado.  Hay momentos en que las promesas pueden sufrir amenazas, pero no importa la oposición que haya, cuando Dios ha declarado algo, por fidelidad a su palabra, a sus promesas, por fidelidad a Su nombre, por fidelidad a Su pueblo, por fidelidad a Sus hijos, ÉL SIEMPRE LO CUMPLIRÁ. Nada, ni nadie puede impedir sus planes sobre su pueblo. Y se acordó de su pacto con Abram, Isaac y Jacob y les dio la liberación llenos de riquezas.

Rom 8:38-39  Por lo cual estoy seguro de que ni la muerte, ni la vida, ni ángeles, ni principados, ni potestades, ni lo presente, ni lo por venir,   ni lo alto, ni lo profundo, ni ninguna otra cosa creada nos podrá separar del amor de Dios, que es en Cristo Jesús Señor nuestro. Dios siempre recuerda sus promesas.

Y MIRÓ DIOS A LOS HIJOS DE ISRAEL. EXO 2:25

Todo esto estaba sucediendo con los hijos de Israel y Dios estaba mirando, Dios estaba mirando la opresión, cuando estaban bajo la dura servidumbre, Dios estaba allí.

Sal 94:7 -9 Y dijeron: No verá JAH,  Ni entenderá el Dios de Jacob.  Entended, necios del pueblo;  Y vosotros, fatuos, ¿cuándo seréis sabios?   El que hizo el oído, ¿no oirá?  El que formó el ojo, ¿no verá?

No hay ni una sola cosa que suceda a los hijos de Dios que escape a Su presencia, Dios lo mira todo, y no solo mira todo lo que sucede, sino que puede ver las intenciones, ojo con el SATELITE DE DIOS.

Jer 23:24  ¿Se ocultará alguno, dice Jehová, en escondrijos que yo no lo vea? ¿No lleno yo, dice Jehová, el cielo y la tierra? ¿Habrá algo que Dios no pueda ver? No importan los sufrimientos a los que somos sometidos, él está ahí mirando, él sabe todo lo que está pasando.

Y  LOS RECONOCIÓ DIOS. EXO 2:25

Algunas traducciones dicen: “Dios los tuvo en cuenta”.  “Dios se dio cuenta de su condición”. “Dios se puso en acción” “Dios respondió”. Éxo 3:7-9  Dijo luego Jehová: Bien he visto la aflicción de mi pueblo que está en Egipto, y he oído su clamor a causa de sus exactores; pues he conocido sus angustias,  y he descendido para librarlos de mano de los egipcios, y sacarlos de aquella tierra a una tierra buena y ancha, a tierra que fluye leche y miel, a los lugares del cananeo, del heteo, del amorreo, del ferezeo, del heveo y del jebuseo.  El clamor, pues, de los hijos de Israel ha venido delante de mí, y también he visto la opresión con que los egipcios los oprimen.

He visto su aflicción, estoy consciente de sus sufrimientos, yo sé lo que está pasando, yo sé, de su perdida, Dios está en control, Dios es el Rey Soberano, Dios conocía la debilidad de su pueblo y Dios conoce la debilidad de su pueblo hoy.

Dios sabe que a menos que Él intervenga y haga algo, nosotros vamos a estar en problemas.

Sal 103:14  Porque él conoce nuestra condición;  Se acuerda de que somos polvo.

Dios conoce la situación de su pueblo, sabe de qué estamos hechos, Dios conoce sus fracasos, Dios conoce sus pecados, Dios conoce todo, Dios sabe todo, ¿se equivocó Dios al escogernos? No, Él sabía…Él sabe…

Él conoce nuestras luchas, Él conoce nuestras indecisiones, Él conoce nuestros temores, y aun así somos sus hijos por causa de Jesús. Él conocía el poder del enemigo, Dios calculó muy bien, y aun hoy, si es una enfermedad, si es una opresión del enemigo de nuestras almas, Él conoce las tácticas del enemigo, sus fuerzas, Él conoce sus engaños, sus planes, Él sabe lo que hará mañana. Dios sabe cuánto satanás está tentando a los suyos.

Heb 4:13  Y no hay cosa creada que no sea manifiesta en su presencia; antes bien todas las cosas están desnudas y abiertas a los ojos de aquel a quien tenemos que dar cuenta.

Dios tiene planes con su pueblo, con sus hijos, Él tenía preparado a Moisés, sabía que iba a ser educado por la hija de Faraón, Dios sabía que tenía que mandarlo al desierto para pulirlo, para tratarlo primero por 40 años.

Dios pronto va a iniciar su liberación, Dios tiene un plan.

Jer 29:11  Porque yo sé los pensamientos que tengo acerca de vosotros, dice Jehová, pensamientos de paz, y no de mal, para daros el fin que esperáis.

Dios sabe cómo nos sacará de esta situación, Él tiene el plan para cada uno de sus hijos.

¿Cómo puede ayudarnos esto hoy? Lo que yo creo acerca de mi Dios eso define la visión de mi vida.

Dios siempre nos oye, Dios siempre escucha cada palabra que pronunciamos, cada suspiro, cada gemido, cada clamor, si clamamos por ayuda.

Dios recuerda sus promesas. A los que aman a Dios todas las cosas les ayudan a bien…

Dios nos ve,  y Dios nos reconoce, Dios nos ve cada aspecto, cada detalle, cada circunstancia, sabe lo que viene.

Dios nos tomará en cuenta a pesar de nuestras debilidades y limitaciones, a pesar de nuestra incredulidad, Él tiene un plan, nosotros debemos perseverar y avanzar, hoy es el momento de tratar de confiar.

NUESTRO DIOS ES UN DIOS QUE OYE

NUESTRO DIOS ES UN DIOS QUE RECUERDA

NUESTRO DIOS ES UN DIOS QUE VE, ESTÁ CONSCIENTE

NUESTRO DIOS ES UN DIOS QUE VENDRÁ Y ACTUARÁ

PORQUE ÉL NOS TIENE EN CUENTA.

AMÉN.

 

 

Deja un comentario