Héctor Muñoz, actual SEREMI de Salud en Biobío: “Hay que mantener firmes los principios y valores en todo lugar”

 

Fue el primer presidente evangélico de la Federación de Estudiantes de la Universidad de Concepción el año 2005. En las elecciones municipales del 2016 fue reelegido Concejal de Concepción con una de las más altas votaciones. Con estas experiencias, el recientemente nombrado SEREMI de Salud de la Región del Biobío, Héctor Muñoz, se ha convertido en un referente para muchos evangélicos que están entrando al área del Servicio Público.

Uno siempre debe mantener sus principios ya que eso es su esencia como persona. Sobre todo porque en política hay muchas ideologías e ideas que se oponen a la cosmovisión cristiana. Puede ser que a algunos no les guste lo que tú piensas o crees. En esta área no puedes perder tu vínculo con los hermanos y con la Iglesia. Sigo manteniendo una relación cercana con los pastores de mi región, ellos han sido parte importante en el trabajo que hemos ido desarrollando.

La influencia actual del mundo cristiano en Chile es evidente. Aquí en nuestra región la Iglesia tiene un protagonismo importante, pero eso viene de un trabajo de años. Los pastores han incentivado bastante a participar, que no somos ajenos a la sociedad y que nuestro voto es un arma que podemos utilizar para favorecer ciertos principios.
La Iglesia entendió que debe ocupar espacios en la sociedad, para servir a las personas y defender los derechos y libertades que aun tenemos. En otros países hay hasta pastores ministros de estado, senadores y diputados.

Chile ha cambiado mucho y los temas ya no son los mismos de ayer. Como Iglesia debemos enfrentar esta realidad y no perder nuestras convicciones. Chile aún sigue siendo un país mayormente cristiano, y eso se debe al trabajo incansable que realiza la Iglesia a través de la predicación del Evangelio.

Ha sido un tiempo de arduo trabajo junto a mi esposa, la diputada Francesca Muñoz, pero nos gusta lo que hacemos, porque conocemos más de cerca la realidad de las personas, y eso es clave en la gestión política. Es muy bueno que creyentes estén en el servicio público, pero eso no remplaza la obra evangelizadora de la Iglesia, eso es lo más importante.

Hoy estamos enfocados en hacer un buen trabajo donde Dios nos ha puesto. Y esperamos sean muchos más los cristianos que se involucren en Política, pues es muy necesario que la iglesia esté presente en esta área también, siendo luz y sal.

 

Fuente: Cosmovisión

Deja un comentario