LAS TORMENTAS REVELAN FUNDAMENTOS

Si alguien construye un edificio, lo quiere sólido, firme, con cimientos bien hechos, sus fundamentos deben resistir las inclemencias del tiempo y aun terremotos. Es por eso que se ocupan grandes rocas en la construcciones sólidas.

Nuestra vida es comparada en la Biblia con una casa, si esta casa tiene fundamentos sólidos se dice que está fundamentada en Cristo que es la Roca.

«Por tanto, cualquiera que oye estas palabras mías y las pone en práctica, será semejante a un hombre sabio que edificó su casa sobre la roca; y cayó la lluvia, vinieron los torrentes, soplaron los vientos y azotaron aquella casa; pero no se cayó, porque había sido fundada sobre la roca. 
Y todo el que oye estas palabras mías y no las pone en práctica, será semejante a un hombre insensato que edificó su casa sobre la arena;  y cayó la lluvia, vinieron los torrentes, soplaron los vientos y azotaron aquella casa; y cayó, y grande fue su destrucción». Mateo 7:24-27

Sabemos que si estamos cimentados sobre la roca que es Cristo entonces no tenemos que temer ni angustiarnos por las circunstancias, nuestra fe debe ser inquebrantable, las tormentas representan dificultades y pruebas a las cuales estamos expuestos en nuestra vida, pero aquellos que vivimos en Cristo entendemos que estas cosas suceden para exponernos al crisol y ser perfeccionados para parecernos más a nuestro Salvador.

Solo una casa cuyo cimiento sea firme podrá resistir la tormenta; y solo una vida cuyos fundamentos sean estables podrá superar la prueba. Por eso somos expuestos a tormentas para que sean revelados nuestros fundamentos, solo vivir estas situaciones nos harán saber en qué posición estamos. Si estás en la tormenta, aguanta pues tus fundamentos serán revelados.

Si estás en medio de una tormenta o ya ha pasado, ¿Cómo están tus fundamentos? ¿Estás sobre la roca firme que es Cristo?

Las tormentas revelan fundamentos, ¡Qué gran verdad!

Por Wiarly Muñoz G.

Deja una respuesta