PROFECÍA DE SMITH WIGGLESWORTH EN 1947

Durante las próximas décadas habrá dos movimientos distintos del Espíritu Santo a través de los fieles. El primer mover afectará todas las iglesias que estuvieran abiertas para recibir y será caracterizado por la restauración del bautismo y de dones del Espíritu Santo. El segundo mover del Espíritu Santo resultará en personas dejando iglesias históricas y plantando nuevas iglesias que se diferencian de lo natural.

En la duración de cada mover, las personas que estuvieran envueltas dirán: “Este es el grande avivamiento”. Pero el Señor dice: “No, ninguno de estos es el grande avivamiento, pero ambos son pasos para eso”.
Cuando la fase de la nueva iglesia, con movimientos, esté terminando, habrá sido evidenciado en las iglesias algo que nunca fue visto antes, una unión entre aquellos con énfasis en la Palabra y aquellos con énfasis en el Espíritu. Cuando la Palabra y el Espíritu vengan juntos, habrá el mayor mover del Espíritu Santo que las naciones y el mundo jamás vieron. Esto marcará el comienzo de un Grande Avivamiento que ofuscará cualquier cosa que ha sido testificado hasta entonces, aún el avivamiento comentado de los años pasados. El derramar del Espíritu de Dios fluirá en los cuatro puntos de la Tierra, y entonces podrá decirse que es el Fin.
Extraído del Periódico Urro del León: http://www.urrodoleao.con.br/
traducido por Wiarly Muñoz Giampaoli

Deja un comentario